La hepatitis B es una enfermedad viral, inmunoprevenible (que puede prevenirse mediante el uso de vacunas), puede transmitirse a través de agujas o perforaciones a la piel con elementos contaminados (tatuajes), también se transmite  de manera sexual, a recién nacidos a través del contacto de fluidos infectados.

Prevención y control de Hepatitis B

  • Uso de preservativos, relaciones sexuales seguras (pareja mutuamente única, uso de preservativo, abstinencia)
  • No compartir jeringas
  • Vacunación

Hepatitis C

La hepatitis C, es una enfermedad de alto impacto social y económico debido principalmente sus complicaciones como la cirrosis hepática y el carcinoma hepatocelular, se caracteriza principalmente por tener largos periodos sin síntomas asintomáticos, por lo que la mayoría de los individuos desarrollan la forma crónica de la enfermedad.
En nuestro país el factor de riesgo más frecuente es el antecedente de transfusión de productos sanguíneos, situación que significaba un grave problema de salud pública hasta antes de la adopción de test obligatorios en bancos de sangre en Chile (1 enero, 1996).

Prevención y control de Hepatitis C:

  • Realizarse tatuajes en lugares autorizados
  • No compartir jeringas
  • Uso de preservativos, relaciones sexuales seguras (pareja única, uso de preservativo, abstinencia).

Desde el año 2005 se vacuna a todo recién nacido contra la Hepatitis B. Además la vacuna está considerada para personas en diálisis, con hepatitis C y personal de salud, personas con VIH, trabajadores/as sexuales, hijos de madre hepatitis B positivas y personas violentadas sexualmente.